Show simple item record

dc.contributor.advisorRivero Román, Antonio
dc.contributor.advisorCamacho Espejo, Ángela
dc.contributor.authorAlmodóvar Pulido, María del Carmen
dc.date.accessioned2014-01-21T14:04:32Z
dc.date.available2014-01-21T14:04:32Z
dc.date.issued2014
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10396/11584
dc.description.abstractLa prevalencia de coinfección por virus de Hepatitis C (VHC) en pacientes portadores de VIH es muy elevada, siendo la hepatopatía secundaria a esta coinfección la causa más importante de morbimortalidad en estos pacientes (1, 2). El grado de fibrosis es un factor determinante para identificar pacientes con enfermedad hepática avanzada, además de favorecer la toxicidad hepática asociada a TARGA (6, 7). Enfermos con fibrosis moderada o severa son candidatos para realizar tratamiento frente VHC (5), sin embargo, es bien conocido que la eficacia del tratamiento en pacientes coinfectados es menor que en pacientes monoinfectados (1,2), sin embargo, un buen control inmunovirológico del VIH tiene efecto protector sobre la progresión de fibrosis (3,4). Desde principios de los años 80, la biopsia hepática está considerada como la prueba gold standard para conocer el grado de fibrosis hepática en pacientes infectados por VHC. Sin embargo, la biopsia hepática es un procedimiento invasivo que puede tener una importante comorbilidad asociada (2,4,6). Se trata de una técnica cara que no suele ser bien aceptada por los pacientes, pudiendo además existir variabilidad interobservador (4.6). La elastometría hepática transitoria (EHT) es un procedimiento diagnóstico no invasivo que se ha desarrollado en los últimos años para la medición de la rigidez hepática, un parámetro que se relaciona estrechamente con el grado de fibrosis (2,4,7). Así, podría ser un útil predictor de la evolución de la hepatopatía crónica y del riesgo de complicaciones asociadas. La presencia de hipertensión portal y de varices esofágicas (VE) son complicaciones relativamente frecuentes y potencialmente mortales en el paciente cirrótico (5,10,14,15,16). Se recomienda un cribado periódico endoscópico en estos pacientes para indicar tratamiento profiláctico de lesiones con alto riesgo de sangrado. La EDA es un procedimiento invasivo, costoso, no exento de complicaciones y en general mal tolerado por los pacientes (5). La confirmación de que la EHT podría ser de gran utilidad en el estudio global de los pacientes con hepatopatía crónica por VIH/VHC tendría importantes repercusiones, ya que se trata de un procedimiento no invasivo, con una escasa variabilidad inter e intraobservador y carente de complicaciones clínicas.es_ES
dc.format.mimetypeapplication/pdfes_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.publisherUniversidad de Córdoba, Servicio de Publicacioneses_ES
dc.rightshttps://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/es_ES
dc.subjectElastometría hepática transitoriaes_ES
dc.subjectVIHes_ES
dc.subjectVHCes_ES
dc.subjectSIDAes_ES
dc.subjectRetroviruses_ES
dc.subjectRetroviraleses_ES
dc.subjectCoinfección VIH/VHCes_ES
dc.subjectFibrosis hepáticaes_ES
dc.titleValor predictivo de la elastometría hepática transitoria en el seguimiento de pacientes coinfectados VIH/VHCes_ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/doctoralThesises_ES
dc.rights.accessRightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record